ABOGADOS QUE DICEN SER EXPERTOS EN DERECHO DISCIPLINARIO Y NO LO SON ESTÁN AFECTANDO GRAVEMENTE A SUS CLIENTES

Se ha hecho muy común que en el gremio de los abogados, muchos se estén acreditando como expertos en áreas que desconocen, solo con el fin de captar recursos del público y de sus potenciales clientes, pues muchos abogados sin ningún experticio en materia especifica del litigio han optado por dedicarse a afrontar procesos sin tener ningún título de idoneidad en la materia que les requiere su cliente, peor aún hay algunos que se dedican a practicar todas las áreas del derecho, cosa profesionalmente casi imposible teniendo en cuenta lo extenso y profundo del derecho en varios aspectos, tales como lo procedimental, lo sustancial, lo probatorio, argumentativo etc.  Otra modalidad de abogados que suplantan a expertos la encontramos en las fuerzas militares y de Policía en donde muchos funcionarios contratan los servicios de abogados para la defensa de sus intereses en materia Disciplinaria porque que pertenecieron a estas fuerzas del Estado, pero que no son expertos en la materia y los resultados son fatales, pues terminan siendo investigados por demás entes de control.

En materia disciplinaria no es la excepción, que muchos se quieran autodenominar expertos en Derecho Disciplinario. Es así como encontramos desde pseudo especialistas en Derecho Penal que se creen expertos en la materia disciplinaria por el simple hecho de tratarse de Derecho Castigador, otros que, aunque son realmente expertos en materia Penal, asumen que el Derecho Disciplinario es un área idéntica y afín y por ello no les generará ninguna dificultad llevar un caso de esa materia cosa totalmente equivocada, pues, aunque las dos materias pertenecen al ámbito del Derecho Sancionador o punitivo, el Derecho Disciplinario puede ser visto desde dos ópticas a saber, una desde el Derecho Administrativo Sancionador y la otra desde un Derecho Punitivo del Estado con orientación hacia un régimen inquisitivo propio del sistema penal de antaño, esta perspectiva bastante distante del sistema Oral Concebido en Colombia en la ley 906 de 2004. Sin embargo hay quienes consideran al derecho Disciplinario como un área sin la importancia que se le debe otorgar y por ello sin ningún escrúpulo se permiten el derecho de asumir casos en la materia sin ningún estudio al respecto, actuando de manera irresponsable con su cliente, pues los malos resultados procesales desbordaran en la pérdida del empleo, la compulsa de copias para una investigación penal, responsabilidad Fiscal y la pérdida del derecho a reclamar ante la jurisdicción Contencioso Administrativa.

NECESITO ABOGADO EN UN PROCESO DISCIPLINARIO?

Uno de los principales defectos que tiene la norma Disciplinaria, es decir la ley 734 de 2002 y el nuevo Código General Disciplinario que derogará la mencionada norma, es que menciona que no es obligatorio presentar defensa técnica, es decir que la defensa sea asumida por un abogado experto en la materia, lo que hace más fácil el camino para la sanción por parte del juez disciplinario y más fácil y arbitrario el proceder de quien investigara las faltas y posteriormente impondrá una sanción. La norma vende al investigado el engaño de creer que no requiere abogado para su defensa y esto genera en la mayoría de los casos una falsa confianza del investigado al creer que es de poca monta o que no pasará nada con su investigación y es debido a esta concepción normativa que muchos funcionarios pierden el empleo o en el mejor de los casos buscan ayuda profesional cuando el despacho que los investiga, sea Control Interno Disciplinario, personerías o Procuraduría, ya  tiene avanzada la posible sanción, por no haber ejercido su Derecho a defenderse en debida forma y mediante la asistencia de un profesional idóneo en la materia.

El presente escrito es más un llamado de atención a los funcionarios Públicos en General a no dejar de ejercer el Derecho a la Defensa técnica en materia Disciplinaria, pues el proceso Disciplinario demanda responsabilidad, mucha rigurosidad y juicio Procesal que la mayoría de la veces desborda en la arbitrariedad, la tiranía y el amaño de quien investiga, siendo así sometido el funcionario investigado al arbitrio de un juez que tiene potestades muy peligrosas que la norma le confiere, como son decreto de pruebas cuando bien le parezca en primera instancia, en segunda también las puede decretar, además de ser quien investiga y acusa y quien finalmente dicta un fallo. Es decir que los despachos disciplinarios son juez y parte en el proceso. De ahí la importancia de que quien defienda a un funcionario público sea realmente experto en la materia, pues este profesional deberá ser el dique que contenga las desbordadas y poderosas facultades del juez disciplinario. Se debe hacer también un llamado a la responsabilidad de la comunidad profesional del derecho para que se especialice en áreas específicas de Su profesión, pues la mala praxis es la que ha creado la muy mala imagen de la comunidad de abogados en Colombia, además de recordarles que el abogado como profesional también tiene una responsabilidad de índole contractual e incluso, asumir casos sin tener experticio o idoneidad en la materia que se asume puede generar responsabilidad, Penal, Disciplinaria y  responsabilidad civil contractual con su cliente, de estos temas hablamos en un artículos anteriores.

Insistimos en que quien sea notificado de una indagación preliminar en materia Disciplinaria, lo mejor es buscar un abogado experto en la defensa de funcionarios públicos y verificar con él acerca de su título de idoneidad en esa área del derecho, lo que se podrá constatar a través de su diploma de Posgrado Universitario, al que tiene el público de acceder para su debida constatación y así evitar ser en apariencia defendido por un abogado que no conoce la materia y que puede llevarle a una sanción que desbordara en calamidades de índole laboral, familiar, social y económica. PARA LEER MÁS CONSEJOS EN ASUNTOS DISCIPLINARIOS Y PENALES VISTA NUESTRA PAGINA WEB https://robledovargasabogados.com    y   www.rvabogadosasociados.com

Deja un comentario